Impulsando la seguridad alimentaria en Haití

octubre 8, 2022

El mundo se enfrenta a un año de hambre sin precedentes. Los altos precios de los alimentos han desencadenado una crisis global que está empujando a millones de personas más a la pobreza extrema, aumentando el hambre y la desnutrición. Más de 820 millones de personas padecían hambre en 2021. Eso fue 46 millones de personas más que en 2020 y 150 millones más que en 2019. Se prevé que las cifras aumenten este año, según un informe de la FAO y el PMA.

El principal impulsor de la crisis alimentaria es el conflicto, como la guerra en Ucrania, que ha disminuido las exportaciones de cereales de Ucrania y los suministros de fertilizantes de Rusia. Haití es un ejemplo de país afectado por un conflicto. Cuarenta y cinco por ciento de la población, o 4.5 millones de haitianos, enfrentan hambre aguda debido a la hiperinflación de alimentos importados y la violencia de pandillas.

Un segundo factor son las recesiones económicas, con COVID-19 y las interrupciones asociadas del suministro de alimentos entre las principales razones por las que la mayoría de los países pobres enfrentan una escasez significativa de alimentos. El cambio climático y los fenómenos meteorológicos extremos constituyen el tercer factor. Las importantes inundaciones y olas de calor de 2021 destruyeron cultivos clave en las Américas y Europa. Más recientemente, las inundaciones catastróficas en Pakistán destruyeron cultivos por valor de más de $ 3 mil millones.
Con el aumento de la inseguridad alimentaria también se agrava la disparidad de género en el acceso a los alimentos. De los 828 millones de personas estimadas en todo el mundo que se vieron afectadas por el hambre en 2021, aproximadamente dos tercios son mujeres.

Cómo FINCA está impulsando la seguridad alimentaria en Haití
En respuesta, FINCA ha creado productos para ayudar a los pequeños agricultores a aumentar la seguridad alimentaria de sus familias y comunidades, con un enfoque particular en las mujeres. FINCA sabe que invertir en las mujeres genera mejores resultados. La tierra administrada por mujeres en promedio es un 20 % más productiva y, por lo tanto, contribuye a la seguridad alimentaria. Esto está respaldado por un estudio de 2021 de Burundi que encontró que invertir en la igualdad de género en la agricultura generó un retorno de $5 por cada $1 invertido. Esto se compara con un retorno de $2 por cada $1 invertido en programas agrícolas que ignoraron la igualdad de género.

Un ejemplo exitoso se puede ver en Haití. Basado en el aporte de un experto agrícola de la Universidad de Oxford, FINCA lanzó un producto de préstamo agrícola en 2021. Este préstamo sigue teniendo mucho éxito, especialmente entre las mujeres. De los 1.822 beneficiarios, el 82 por ciento son mujeres, superando la meta de 1.400 clientes (60 por ciento mujeres).

Para respaldar estos préstamos especiales, FINCA Haití reclutó a 32 oficiales de préstamos híbridos capacitados específicamente en el producto de préstamos agrícolas. FINCA también brindó asistencia técnica a clientes sobre desarrollo empresarial, gestión de recursos naturales y adaptación al cambio climático. El producto de préstamo agrícola está disponible en todas las sucursales de FINCA en Haití.

En los últimos meses este apoyo ha sido crítico ya que Haití enfrenta una catástrofe humanitaria con uno de los niveles más altos de inseguridad alimentaria en el mundo. Mientras la comunidad internacional se está movilizando para abordar los problemas de seguridad en el país, FINCA está ayudando activamente a las familias y comunidades a aumentar la producción de cultivos locales.