Dolores Díaz, Doña Lolita, como muy cariñosamente se le conoce, es un ejemplo a seguir de la mujer luchadora guatemalteca negociante que, a pesar de las dificultades, sale adelante con su familia.
Doña Dolores cuenta que obtuvo un préstamo con FINCA, con el que pudo invertir en producto y poder iniciar e impulsar su negocio, al pasar el tiempo, fue renovando su crédito con FINCA, llegando desde ese día hasta hoy a renovar su crédito alrededor de 40 veces.
Gracias a estos créditos se le facilitó darle una mejor calidad de vida a sus hijos, estudio, alimentación, vestuario y poder equipar su hogar; también pudo construir y ampliar su casa.
Dolores Díaz nos dice: “Animo a todas las mujeres para que puedan formar parte de la familia FINCA, que no tengan miedo a ser emprendedoras para mejorar la calidad de vida de sus familias”
Una historia que nos hace querer servirle con amabilidad y respeto, siendo parte de sus proyectos y sobre todo la mejora de su calidad de vida, cumpliendo así con nuestro compromiso de apoyarle por medio de créditos haciendo realidad sus proyectos y aprovechar sus oportunidades.